Introducción

La palabra Neoliberalismo es, sin duda, una de las más ambiguas, tanto en el vocabulario político como en el vocabulario económico; designa una filosofía política, fundada en el valor de la libertad individual, describe así mismo un conjunto de principios ideológicos de una serie de partidos políticos en el mundo occidental e identifica una perspectiva de análisis frente a los mecanismos rectores del funcionamiento de la economía.

A riesgo de comprimir en exceso los rasgos distintivos del Neoliberalismo, pudiera señalarse, primero: un compromiso con la libertad personal, definida como la no interferencia en las creencias y en la búsqueda de objetivos privados; segundo: una política de estricta libertad económica y, tercero: una doctrina del gobierno limitado y restringido a asegurar las funciones básicas de la organización de la sociedad, particularmente, la libertad, la seguridad y la justicia.

El Neoliberalismo entró en decadencia hacia fines del siglo XIX, y el término Neoliberal empezó a ser usado frecuentemente para describir un Neoliberalismo intervencionista o social, particularmente en los Estados Unidos y en el Reino Unido.

Desde entonces el término Neoliberalismo cobijó una tendencia de renacimiento y desarrollo de las ideas liberales clásicas, tales como la importancia del individuo, el papel limitado del Estado y el valor del mercado libre.

El objetivo de este trabajo es dar a conocer a todos los lectores el concepto y toda la historia que tiene el Neoliberalismo teniendo en cuenta los acontecimientos de nuestros antepasados y contando los de nuestra actualidad, ya que el tema de política es algo que no se puede definir de una sola versión, sino que a medida de que van pasando los años esta evoluciona y trae con ella todas sus modificaciones.

El Neoliberalismo, se puede recalcar que es aquel que va más allá. Las  leyes de los países deben ajustarse al mercado y no al revés. El poder político no debe, según ellos, tener influencia alguna en los movimientos de capital y los negocios de las multinacionales, aunque ello vaya en detrimento del propio país que lo permite. el neoliberalismo  es casi una creencia ciega que  por fuerza, han de llevar a la sociedad por el buen camino. De modo que para el Neoliberalismo no hay alternativa posible a su sistema.

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: